Saltar al contenido

Principales problemas de usabilidad en newsletters

Por Juan Manuel Carraro

Los usuarios corporativos de clientes de correo como Microsoft Outlook o Lotus Notes tienen un grave problema: la saturación de su bandeja de entrada. Diariamente reciben infinidad de correos relacionados con el trabajo, a los que se les suman correos no laborales y spam.

Entre todos estos envíos se encuentran aquellos newsletters a los cuales el usuario se suscribió y por lo tanto no son teóricamente considerados spam, aunque los servidores de correo corporativos los coloquen en su lista negra.

A la saturación de información y los filtros antispam que deben sortear los newsletters, se suma la competencia por la atención y el tiempo de los usuarios, quienes dentro de sus oficinas normalmente realizan varias tareas a la vez.

Los tres principales problemas identificados fueron:

  • Accesibilidad: la posibilidad de que los usuarios accedieran al contenido del newsletter se vio afectada por la incompatibilidad del cliente de correo con el formato del newsletter enviado. Los usuarios que utilizaban Lotus Notes no podían ver prácticamente ningún contenido del newsletter, mientras que los usuarios de Microsoft Outlook accedían pero sin la visualización de las imágenes.
  • Capacidad de lectura: como sabemos los usuarios no leen palabra por palabra cuando están frente a una pantalla, sino que la escanean en búsqueda de aquellos aspectos que les resulten importantes. En el proceso de escaneo, descartan todo lo que parezca publicidad, como por ejemplo gráficos en movimiento o imágenes extremadamente grandes y coloridas. En general prefieren detenerse a leer títulos, resúmenes y links. Sólo si estos aspectos les resultan interesantes se tomarán algo más de tiempo para leer algún párrafo.
  • Extensión de los artículos: los usuarios miden permanentemente el tiempo que les demandará leer un mensaje. Para ello muchas veces realizan una rápida recorrida con el mouse, hacen scroll y escanean la página para saber su extensión. Si la consideran muy extensa rápidamente se desalientan y abandonan. Como regla general, los contenidos de los newsletter no deberían superar una página, página y media.

En síntesis, los newsletters deben estar preparados para ser accedidos desde cualquier plataforma, incluyendo dispositivos móviles donde muchos usuarios prefieren leer este tipo de mensajes, además de ser cortos y estar pensados para un sobrevuelo durante el proceso de lectura.

Participa con Facebook
No ratings yet.