Saltar al contenido

El Coronavirus en las Redes Sociales: Lo que no debemos hacer

El Coronavirus en las Redes Sociales

Desde que el Coronavirus se convirtió en pandemia, se ha convertido en el tema principal de conversación, para bien o para mal, del mundo entero. En el caso del coronavirus en las Redes Sociales, estas son un hervidero de todo tipo de información, desde la positiva que busca educar a las personas, hasta hoax o noticias falsas que buscan, principalmente, desinformar y causar pánico en la población.

Entender lo que pasa por la cabeza de las personas que usan las redes sociales con la intención de alarmar innecesariamente a la población, es una tarea que roza en lo imposible. Sin embargo, existe otro grupo de usuarios que, por ignorancia o por paranoia, le dan fuerza a este tipo de publicaciones al compartirlas y, por supuesto, viralizarlas.

El peligro de informarse sobre el coronavirus en las redes sociales

Durante los últimos días, se han creado una gran cantidad de publicaciones en torno al coronavirus. Y las personas, en medio de un estrés colectivo, incentivado por la cuarentena forzosa, han estado compartiéndolas sin detenerse a verificar estos datos.

Muchas de estas publicaciones, además de desinformar, pueden ser peligrosas para la población, ya que, por ejemplo, han circulado muchas informaciones y “noticias” sobre como curar el coronavirus, sin ningun base científica.

Una de las publicaciones más difundidas es que las personas que se han contagiado pueden curarse inmediatamente si se colocan bajo la luz del sol una determinada cantidad de horas. Esto, además de no ser cierto, podría poner en peligro a las personas infectadas con el COVID-19.

Este mismo consejo de la luz solar aplica para la ropa para neutralizar el virus, e ingerir bebidas calientes. Dicha noticia parece real por la forma en la que está redactada, sin embargo, es falsa, ya que sólo las temperaturas por encima de los 60 grados centígrados son capaces de matar el virus, y la luz solar, por intensa que pareciera, llega a poco más de 40 grados en algunos lugares.

Este rumor se ha extendido a tal punto que, incluso, se afirma que el secador de cabello, el secador de manos o la nieve son capaces de matar al virus, y esta información es completamente falsa.

El Coronavirus en las Redes Sociales: Lo que no debemos hacer

¿Cómo saber cuándo una información en las redes sociales es verdadera?

En primer lugar, es importante no apurarse a compartir cualquier información que le cause alarma o le llame la atención sin verificarla primero. Para ello, Google, junto a Facebook, se han dedicado a la titánica tarea de promocionar los artículos de fuentes confiables, mientras eliminan todas aquellas informaciones falsas que están circulando, en medida de lo posible.

Whatsapp, por su parte, ha creado una lista de consejos para poder reconocer, de manera rápida, las informaciones falsas y los hoax virales. Así mismo, la página de la Organización Mundial de la Salud posee guías con información real sobre el Coronavirus, que es actualizada constantemente.

De hecho, la página web de la OMS, da consejos reales y comprobados sobre cómo prevenir y tratar el COVID-19, así como también desmienten las informaciones erróneas que se han difundido en las redes sociales.

No creerse todo a la primera: La respuesta a la desinformación en las redes sociales

Aunque los gigantes de la informática han destinado una cantidad increíble de recursos para detener la propagación de las noticias falsas y rumores virales sobre el Coronavirus en las redes sociales, el freno definitivo se encuentra en mano de los usuarios.

Por ello, es importante, al momento de recibir cualquier noticia o información, no correr a reenviarla “por si acaso”, sino primero investigar si lo que está allí es cierto. Es ese compartir las informaciones por si acaso lo que ha ocasionado más problemas a la salud que el bien que podría generarse.

En estos tiempos de crisis y exceso de tiempo libre, es importante no generar más alarma de la debida, ya que las consecuencias son catastróficas, como se puede notar ya con la escasez de ciertos productos de higiene personal y de limpieza, así como de alimentos y medicamentos de diversas índoles.

Al final, todo se resume en informarse con fuentes serias y confiables, y no ser partícipe de la histeria colectiva, para el bienestar común de la sociedad.

Por si aún tienes dudas y estas pensando reenviar esa cadena “Por si Acaso”

Acá te dejamos la lista los bulos de la desinformación que se han vuelto virales en todos los países afectados por el coronavirus:

Beber agua caliente

El calor mata el virus. Otro bulo descubierto por los cuerpos de seguridad del Estado asegura con rotundidad que el coronavirus es muere a los 26 o 27 grados, por lo que es recomendable beber agua caliente y tomar el sol. Se aconseja, por tanto, alejarse de helados y comidas frías.

Comer ajo evita el virus

El alimento preventivo. Otro falso consejo, en este caso detectado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), asegura que comer ajo puede prevenir la infección. La organización internacional reconoce que el ajo es un elemento saludable, pero no hay ninguna prueba de que comerlo proteja contra el coronavirus.

El suero egipcio

El milagro del doctor Hala. El mensaje anuncia un suero milagroso que están usando los chinos. Pero la realidad es otra. China no dispone de un suero milagroso proporcionado por el doctor Hala, supuesto ministro de salud de Egipto. El suero, según el bulo, fue efectivo en al menos siete casos de contagio por el coronavirus. Mentira.

Lanzan desinfectante. No es cierto que cada día a partir de las once de la noche unos helicópteros vayan a sobrevolar las ciudades lanzando sustancias para desinfectar las calles y jardines de pueblos y ciudades. El mensaje advierte que las tareas de fumigación durarán hasta las cinco de la madrugada.

Hacer gárgaras con agua salada

Mata los gérmenes. Otro mensaje que preocupa a las autoridades es uno que una falsa Unicef lanza en las redes sociales y que aconseja hacer gárgaras con agua salada tibia porque mata los gérmenes de las amígdalas y evita que el coronavirus se filtre hacia los pulmones.

Avisos de falsos médicos

Mensajes para crear alarma. El WhatsApp también se ha convertido en transmisor de bulos sobre el coronavirus. El usuario del móvil recibe mensajes de voz de falsos médicos o enfermeros de las uci de hospitales en los que alarman sobre las dimensiones del colapso sanitario que solo ellos conocen. Ofrecen una información alarmista, exagerada y falsa.

Inspectores en las casas

Intento de estafa. Más que un bulo, este es un intento de estafa o de robo. Alguien desconocido llama a una casa, preferiblemente habitada por gente de edad avanzada, y asegura que es un inspector que va a acudir a sus casas para realizar una desinfección total. La Guardia Civil advierte que no hay que dejar entrar a ningún desconocido en el domicilio porque puede ser un ladrón o pretender cobrar por un servicio que es una estafa.

Desinfección de dinero

Se llevan los billetes. Falsos inspectores sanitarios han llegado a presentarse en casas de personas mayores y aprovechando el pánico ante el coronavirus les piden dinero en efectivo, preferiblemente billetes, para llevárselos a desinfectar.

Más estafas por Internet

Correos maliciosos. Las autoridades de todos los países han detectado un aumento de las estafas a través de Internet como ofrecer suscripciones gratuitas durante cinco años a plataformas de música digital, o suplantaciones a instituciones como Unicef o la propia OMS.

Se trata de Ataques de Phising, siempre pidiendo datos personales para una campaña relacionada con el coronavirus. En muchos casos llevan archivos adjuntos que si se ejecutan se activa un virus informático que contamina el ordenador. Esos virus encriptan toda la información y los datos solo se podrán recuperar pagando un rescate para liberar la información encriptada.

Un secador de manos antivirus

La OMS investiga. La Organización Mundial de la Salud (OMS) avisa de mensajes que dicen que el coronavirus se puede matar en 30 segundos con un secador de manos como los de los baños públicos. Como no podía ser de otra manera, el secador solo es efectivo para secar las manos después de lavarlas con agua y jabón, como sí recomienda la OMS.

Otro virus, el informático

No abrir archivos. El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) avisa de que los ciberdelincuentes están enviando correos con archivos adjuntos con supuesta información sobre el coronavirus. Pero no hay nada cierto. El Incibe advierte que no se debe abrir ese archivo aunque en el correo se indique que contiene información importante y actualizada sobre el virus. Es mentira.

Autoevaluar el contagio

Aplicaciones en el móvil. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación tras comprobar que están proliferando páginas web y aplicaciones de móvil que ofrecen ayuda para autoevaluar el contagio. La Agencia señala que en esas aplicaciones se solicitan datos y advierte a la población de los riesgos que implica facilitar esa información sensible a desconocidos. Al mismo tiempo, asegura que identificará a los responsables de esas aplicaciones e impondrá importantes multas.

Participa con Facebook
No ratings yet.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

#TrabajoDesdeCasa