Trucos para hacer fotos de comida con tu teléfono y que se vea apetitosa

Hacer fotos de comida para que se vean espectaculares, es todo un arte. Lograr esas espectaculares fotografías de hamburguesas jugosas con su lechuga fresca y su queso gratinado puede requerir de una súper producción de un servicio de fotografía profesional, pero si no es tu caso o tu presupuesto es mas ajustado, te daremos los consejos infalibles para que tomes las fotos que necesitas con los recursos que tienes a la mano: tu teléfono o cámara compacta.

fotos de comida apetitosa

Bien sea para tu página web, blog o redes sociales, si necesitas tomar fotos de alimentos, debes tener cuidado de no cometer ciertos errores pueden echar por tierra todo el trabajo que estás haciendo en promoverlos. Haz que se vean espectaculares evitando los errores mas comunes en este rubro siguiendo estos sencillos consejos, si tienes dudas los podemos aclarar en los comentarios.

La iluminación es “muy importante”

El punto de partida es usar “siempre que puedas” luz natural, elige un lugar cerca de la ventana, sitúa el plato fuera del alcance de los rayos solares. Evita tomar la imagen contraluz, es decir que la fuente de luz debe estar a tu espalda o a tu costado. Si hay poca luz la foto se verá borrosa o granulada, en ese caso ni se te ocurra utilizarla.

fotos-de-comida-comparacion-fuentes-de-luz

Nada de flash

Si es posible solo usa la luz natural, desactiva el flash de tu cámara, mueve el plato de acuerdo a tu fuente de luz que puede ser una ventana o la luz de ambiente del restaurante. Nunca utilices el Flash de la cámara ni del teléfono.

Si no hay luz suficiente no hagas la foto, una foto con poca luz hará que la imagen salga con mucho ruido y vea horrible.

fotos-de-comida-comparacion-flash

El motivo por el que no debes usar el flash es que la luz del flash alterará los colores de la imagen creando zonas muy blancas o de mucho contraste que dificultarán apreciar correctamente la comida.

De frente y a 45º son los 2 ángulos que mejor funcionan

Si vas a mostrar un plato preferiblemente hazlo usando un ángulo frontal y desde arriba, de esta manera podrás mostrar todos sus componentes. Puedes crear también una mayor sensación de cercanía y realismo en la mente del espectador si tomas la fotografía casi al nivel del plato (apoyando la cámara en la mesa).

Toma varias fotografías de la misma escena y prueba con pequeñas variaciones, por ejemplo, con o sin cubiertos, versión horizontal y vertical.

5

Si esta disponible utiliza la función Macro de tu cámara

La belleza visual de la comida esta en los detalles, las cámaras que incorporan una función de macro nos permite acercar un poco mas la cámara y capturar primeros planos bellos con detalles ricos en textura y color. Si no esta disponible haz lo posible por que la foto salga enfocada.

En la mayoría del los Smartphones cuando tocas el centro de la pantalla o el lugar que quieres que salga enfocado, aparece un círculo amarillo o blanco indicando que la imagen se ha enfocado, espera que salga para tomar la foto.

fotos-de-comida-comparacion-enfoque

Utiliza un soporte o un trípode si es necesario, por mucho photoshop que usemos una foto movida no sirve de nada. Si te tiembla mucho el pulso considera apoyarte en una silla o algún mueble.

Cuida los detalles

Muchas veces es necesario tener en cuenta la forma en la que cocinamos un plato porque puede ser un elemento clave a la hora de ‘comer con los ojos’. Si un alimento es cocinado a la parrilla, asegúrate que las marcas estén bien visibles y que estas destacan para que el plato sea más atractivo. Cada plato tiene su elemento diferenciador: encuéntralo y destácalo.

En algunos casos los alimentos una  vez cocinados pueden perder su forma, cambiar de color y parecer quemados dando una sensación poco agradable. Es posible que tengas que probar a cocinarlos un poco menos para la foto. Un truco que aprendí hace muchos años, es que en la fotografía de las pizzas se suele tomar la foto con la pizza casi cruda, cuando los ingredientes aún se ven con su forma natural.

fotos-de-comida-pizzas

No uses filtro, no los necesitas

No uses ningún filtro para tu comida y mucho menos si es para vender. Un pulpo es blanco por dentro, ni verde ni amarillo ni azul, los filtros no benefician en nada a la comida, la comida no lleva filtros se muestra como es y como es presentada.

Un restaurante vende comida y la imagen de lo que vende debe de ser adecuada a su nivel y pretensiones.

Toma la foto justo cuando este lista para servir y aprovecha la frescura de los alimentos.

El fondo no debe destacar

Como en cualquier fotografía, el fondo juega un papel muy importante en la composición, es fundamental que elimines cualquier elemento que esté de mas. Deja solo el plato y haz a un lado las cosas que podrían distraer al espectador de lo que realmente quieres mostrar. A veces hay elementos que distraen y no favorecen nada a nuestra foto.

Toma capturas con aperturas más amplias, es decir no acerques el zoom hasta el borde del plato, permita que se vea mas el entorno. No hace falta montar un mantel extravagante o una vajilla recargada. La protagonista es la comida.

El fondo no debe destacar

La comida luce mejor sobre platos monocromáticos. Mejor de colores claros, sobre todo el blanco,  no sólo en los platos sino también en el fondo y los complementos.

Hazlo simple, Menos es más

Trabaja con raciones que incorporen el ingrediente principal y un acompañamiento sencillo. Si atiborramos de acompañamiento una fantástica pieza de salmón, lo último en lo que piensa el espectador es en que el salmón es el protagonista del plato.

Hazlo simple, Menos es más

Mejor al natural

Los ajustes básicos de la fotografía como el contraste, la exposición o la corrección de color no son un problema siempre y cuando la foto sea buena, es decir Photoshop no hace milagros sobre fotografías oscura o con mucho ruido.

Esperamos que esta publicación te haya resultado de utilidad y puedas obtener excelentes resultados, para el crecimiento de tu restaurante, deja tus preguntas en los comentarios.